Connect with us

Hola, qué estás buscando?

Coronavirus

Un profesor de la Universidad de Harvard revela cómo terminar con el coronavirus en tres semanas

Se llama Michael Mina, es profesor en la Universidad de Harvard y asegura que se puede acabar con el Covid-19 en el mundo en apenas tres semanas.

El profesor de la Universidad de Harvard, Michael Mina, es experto en los protocolos para realizar test y ve en su especialidad un arma para controlar la pandemia ​del coronavirus en un plazo muy corto; tres semanas.

Su propuesta es la siguiente: que todo el mundo se haga un test en su casa cada dos días, con unos kits de un dólar que podrían utilizarse con la misma sencillez que una prueba de embarazo. Cada mañana, al levantarse, la gente se hace la prueba con un poco de su saliva o mucosa nasal, tiene el resultado en 15 minutos y actúa en consecuencia.

Así lo explicó este experto en protocolos a la revista Harvard Magazine. Mina asegura que la fabricación de estos test rápidos están al alcance de la industria. Ya existen y su precisión está siendo comprobada en la actualidad por una empresa satélite de la universidad, según recoge Nius.

Los test actuales que detectan infecciones activas, las PCR, no se administran de manera indiscriminada. Se suelen focalizar en personas con síntomas o en los contactos de riesgo de los contagiados.

Por eso, cuando se identifica un positivo, esa persona pudo contagiar ya a otras y probablemente esté empezando a dejar de ser contagiosa porque su infección está remitiendo. "Cuando se detecta un positivo, los servicios sanitarios ya no pueden hacer mucho para alcanzar el primer objetivo: atajar los rebrotes".

Mina subraya que, dado que las pruebas PCR se circunscriben al ámbito clínico, hay que emplear un sistema diferente que permita acortar los tiempos para aislar a las personas que dan positivo mientras aún son infecciosas para romper las cadenas de contagio. Todo eso, tras comprobar el fracaso del sistema de pruebas actual. 

De este modo, consciente de que las PCR son más fiables, Mina precisa que ahora es más importante la cantidad de test realizados y la velocidad en obtener los resultados que la fiabilidad de las pruebas. Por ello, Mina entiende que con la repetición de los test de forma masiva cada dos-tres días podrían corregirse muchos resultados erróneos en un plazo de 15 a 24 horas "aunque un test rápido sea mil veces menos sensible que una PCR".

El profesor hace hincapié en otra ventaja de estos test en domicilio: aliviaría el rastreo de contactos, porque al conocer una persona que es positiva antes de tener los síntomas, se pondría en cuarentena​ para no contagiar a otros.

"Hemos asumido que los test pertenecen al ámbito clínico, al del diagnóstico y que tienen que ser realizados por laboratorios. El resultado es que tenemos un sistema de pruebas de coronavirus que está fracasando", afirma el experto, que se decanta por un sistema diferente que permita acortar los tiempos para aislar a las personas que dan positivo mientras aún son infecciosas para romper las cadenas de contagio. 

El gran escollo de esta propuesta es que la autorización administrativa para dar luz verde a los test rápidos tiene como principal requisito la fiabilidad, de ahí que Mina pide un cambio de las normas para poder combatir esta pandemia.

Mina es profesor Asistente de Epidemiología en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard y miembro central del Centro de Dinámica de Enfermedades Transmisibles (CCDD). Además, es profesor asistente de inmunología y enfermedades infecciosas en HSPH y director médico adjunto en microbiología clínica (diagnóstico molecular) en el Departamento de Patología del Hospital Brigham and Women's de la Facultad de Medicina de Harvard.

Fuente: Clarín

Lo más visto

Te puede interesar

Advertisement