enlaradio.com.ar
"Un castillo inflable", el plan de Elon Musk para rescatar a los niños atrapados en Tailandia

Crece el desconcierto entre los rescatistas que intentan sacar de la cueva Tham Luang a los 12 niños y a su entrenador de fútbol, que están atrapados desde el 23 de junio. Los esfuerzos por extraer la mayor cantidad de agua con bombas hidráulicas parecen vanos, y la idea de enseñarles a bucear es demasiado arriesgada.

En este contexto, un usuario de Twitter le preguntó a Elon Musk si estaba dispuesto a colaborar. La respuesta del empresario sudafricano sorprendió a todos, ya que en unos minutos diseñó un asombroso plan.

"Sospecho que el gobierno tailandés tiene la situación bajo control, pero estaré encantado de poder ayudar si hay una forma de hacerlo", dijo el fundador de Tesla, SpaceX y The Boring Company en el comienzo de su exposición.

"Contamos con un avanzado radar para penetrar la tierra y funciona bastante bien en las excavaciones. No sé si la velocidad de las bombas estará limitada por la energía eléctrica o si sus bombas son demasiado pequeñas. Si es así, podríamos enviar al lugar directamente baterías y bombas", sostuvo Musk.

La clave pasa por The Boring Company, una compañía de excavación e infraestructura que fundó en 2016, y que está trabajando en un moderno tren subterráneo, pensado para las ciudades de Los Ángeles y Nueva York.

Musk dio luego algunos detalles de su propuesta, inspirada en los castillos inflables. "Tal vez valga la pena intentarlo —escribió—: insertar un tubo de nylon de un metro de diámetro (o un conjunto de tubos más cortos para las secciones más difíciles) a través de la red de cuevas e inflarlo con aire, como un castillo inflable. Esto debería crear un túnel de aire bajo el agua que se ajustaría contra el techo de la cueva y se amoldaría a las formas más extrañas, como el agujero de 70 centímetros".

El empresario confirmó que este sábado saldrá hacia Tailandia un equipo de sus ingenieros para colaborar con los trabajos de rescate. El gobierno tailandés aún no respondió si aceptará la ayuda.

Los buzos durante las operaciones de rescate (Thai Navy Seals)

En las últimas horas, los socorristas trataban de avanzar al máximo en sus preparativos de evacuación antes de que retorne la lluvia, según las previsiones. Esperan poder, con ayuda de bombas, que el nivel del agua baje a tiempo lo suficiente como para que los niños puedan salir de allí sin tener que bucear o haciéndolo en momentos contados.

De momento, un buzo experimentado necesita 11 horas para hacer un viaje de ida y vuelta hasta donde están los niños: seis de ida y cinco de vuelta gracias a la corriente. El recorrido es de varios kilómetros e incluye pasos angostos y tramos bajo el agua.

Pero los socorristas evitan pronunciarse a favor de una evacuación de los niños buceando. "Seguimos considerando varias opciones", declaró el general Chalongchai Caiyakam.

Por ahora, los socorristas dicen que prefieren esperar a que baje el agua, excepto para suministrarles víveres durante semanas: esto permitiría a los niños salir a pie por la galería, con una parte mínima de tramos submarinos que se tengan que recorrer con máscaras.

 

Fuente: Infobae


Comentarios
Radio Noticias