enlaradio.com.ar
400 kilos de cocaína en la embajada rusa en Argentina y un policía detenido

El embajador ruso en Argentina hizo la denuncia y, con la consecuente investigación, derribó una operación narco de grandes dimensiones. ¿Kilos? 400. Escondidos en 12 valijas. ¿Valuación? Por ahora incalculable, ya que el envío tenía como destino Rusia. Y si su comercialización se hubiese dado en tiempos del Mundial de Fútbol, ese cargamento podría tranquilamente potenciar varias veces su valor de mercado.

Uno de los nexos de la banda, según informaron fuentes del caso, era un subinspector de la Policía de la Ciudad, detenido en las últimas horas junto a un ciudadano ruso.

400 kilos de cocaína en la embajada rusa en Argentina y un policía de la Ciudad detenido

La investigación duró más de un año y estuvo a cargo del juez federal Julián Ercolini. Comenzó en diciembre de 2016, con el secuestro de valijas diplomáticas en la Embajada de Rusia en Argentina. En ellas había 389 kilos de cocaína.

La Gendarmería había llegado hasta ese cargamento luego de que el embajador de Rusia en Argentina alertara al Ministerio de Seguridad sobre la presencia de bultos sospechosos en el Colegio Adjunto a la Embajada, ubicado dentro de ese edificio de la calle Posadas 1663, en el barrio porteño de Recoleta.

Entrega controlada y detenciones

Para dar con la "pata rusa" de la banda, la droga fue reemplazada por harina y se realizó una entrega controlada con destino a Rusia gracias a la colocación de un GPS, en un vuelo oficial de mudanza diplomática. Esto permitió detener en aquel país a cuatro personas.

400 kilos de cocaína en la embajada rusa en Argentina y un policía de la Ciudad detenido

Entre los detenidos en Rusia, estaba el ex contador de la sede diplomática en nuestro país hasta el 2016.

La investigación siguió en Argentina. Según informaron fuentes del caso, ayer fueron detenidos otros dos sospechosos. Uno de ellos fue identificado como Iván Blizniouk (35), subinspector de la Policía de la Ciudad. Lo atraparon en el aeropuerto de Ezeiza, cuando regresaba de Roma junto a su pareja.

Según informaron desde el Ministerio de Justicia y Seguridad Porteño, el acusado era parte del Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP) desde el año pasado.

Por su manejo del idioma, Blizniouk era el enlace con el Ministerio del Interior de Rusia, con el que la Policía de la Ciudad tiene un convenio: varios agentes de la Ciudad han ido a distintos institutos de ese país para capacitarse y realizar cursos.

Desde el Ministerio de Justicia y Seguridad remarcaron que su trabajo sólo estuvo vinculado a ese convenio con Rusia y que no fue destinado a la formación de cadetes.

En sus perfiles sociales, Blizniouk se presentaba como “oficial de enlace con representaciones diplomáticas en seguridad” y hacía referencias a su vínculos con Rusia. Entre sus títulos, figuraba el de “técnico Superior en Lingüistica de la Lengua y Literatura Rusa” y dos especializaciones en la Universidad de Moscú y la Universidad del Ministerio del Interior de San Petersburgo.

Hoy, a través de una resolución oficial, se informó su pase a servicio pasivo.


Comentarios
Radio Noticias